18 de gener de 2012

07/01/2012 - Núria


Es viernes y salgo de Masnou con Jaume y Jordi, al que acabo de conocer. Cuando llegamos a Queralbs es bastante más tarde de lo que en un principio teníamos pensado llegar. Descartamos cargar con la tienda y los sacos y ya que decidimos dormir en el albergue de Pic de l’Àliga, cambiamos la carga por subir a pata hasta Núria.

Subimos tranquilos pero a buen paso. Bajo la luz de los frontales, vamos avanzando sin problemas. No encontramos absolutamente nada de nieve y solo un poco de hielo en una curva del camino donde se estanca un poco de agua.

Poco antes de llegar a Núria, Jaume, que está bastante más fuerte que Jordi y yo, se adelanta con la excusa de avisar en el albergue de que el resto llegaremos algo más tarde. No pasa ni un minuto y la luz de su frontal desaparece mientras Jordi y yo seguimos subiendo con más calma. Al llegar a Núria, empezamos a subir la pista que lleva hasta el albergue y a los pocos metros nos alcanza una Retrack. Cuando pasa a nuestro lado, hacemos dedo a modo de broma, más para avisar de que estamos en la pista que por otra cosa, pero el chaval que conduce, para nuestro asombro, para, nos hace subir y nos deja a la puerta del albergue. Moltes gràcies!!.

La verdad es que no se si llamarlo albergue o superhotel de lujo. Demasiado grande, demasiado caro, demasiado cómodo...la verdad es que espíritu de refugio o no tiene ninguno o he sido incapaz de encontrarlo.

Cenamos tranquilamente en una sala de picnic gigantesca en la que estamos absolutamente solos y poco después nos vamos para la habitación.

Jordi no se encuentra demasiado bien, está destemplado y se siente bastante cansado. Nos repartimos las camas y a los pocos minutos ya estamos todos en el sobre.


Nos despertamos sin prisas, el almuerzo, aunque demasiado tarde, entra con el precio de pasar la noche y pagando lo que nos ha tocado pagar no está la cosa para desaprovecharlo aunque se nos haga muy tarde. Almorzamos mucho y bien. Cargamos los estómagos más de la cuenta, acabamos de recoger las mochilas de la habitación y nos ponemos en marcha.

Día espectacular y radiante. La verdad es que recuerdo, en invierno, muy pocos días en montaña tan buenos como este. Poca nieve, muy dura, nada de viento, mucho sol, Caminar con los crampones es un placer.. de aquellas veces que solo queda dibujada en la nieve la huella del crampón. La idea con la que partimos, pero que todavía no hemos acabado de definir, es hacer la Olla de Núria, aunque todavía no tenemos muy claro que haremos al llegar a las inmediaciones del Puigmal.


Subimos hasta el Pic de l'Aliga 2428 m. y desde allí se van sucediendo las cimas. Pic de la Pala 2477 m., Puig de Fontnegra 2722 m., Cim de Rocs Blancs 2765 m., Cim Baix de les Arques 2782 m., Cim Alt de les Arques 2791 m. y Pic de la Fossa del Gegant 2801 m.

Jordi cada vez se ha ido quedando más retrasado. No se encuentra demasiado bien, tiene frío, se siente cansado y posiblemente tiene algo de fiebre. Jaume y yo le esperamos en el Coll de Noucreus, llegamos juntos al Pic de Noucreus 2799 m. y una vez bajamos hasta el Coll de Noufonts, decidimos volvernos para Núria y dejar la vuelta completa para otra ocasión.

Paramos a comer algo por el camino y cuando llegamos al santuario, el cremallera está a punto de salir. Jordi baja en el cremallera con las tres mochilas mientras Jaume y yo, nos liamos a bajar corriendo hasta Queralbs.

Sin correr demasiado pero sin parar en todo el trayecto llegamos a Queralbs, muy por debajo del tiempo que indican los carteles.

Ya en Queralbs, nos reunimos de nuevo los tres y con calma nos volvemos para casa.

Un buen día de montaña, con nuevos y muy buenos compañeros. Gràcies, ha sigut un plaer!!