4 de setembre de 2010

30/08/2010 - Collbató

Olga en Dent de lleó.

Otra nueva víctima a la que consigo engañar para compartir un día de escalada. Otra persona que se deja convencer de que escalar es una de las cosas más buenas que se pueden hacer en este mundo…a parte de algunas cosas mejores que se pueden hacer.

Empiezo a pensar que confundí mi profesión, de hecho eso lo tengo claro, y debo tener algún gen de profesor frustrado. Esta vez la aprendiz es Olga. Paso a buscarla por casa y después de esperar un rato para que pudiese solventar ciertas obligaciones laborales nos vamos para Montserrat.

Paramos en el Bruc mientras le explico las excelencias de los bocatas de butifarra y me encuentro con todos los bares cerrados. Al final nos bajamos hasta el Casal y al menos aquí si nos atienden y nos dan de comer.

Nos bajamos hasta Collbató donde gracias a las reseñas de kpujo he descubierto un mundo de escaladas fáciles donde poder ir con alguien que no sabe y atreverme a meterme en alguna vía sin preocuparme demasiado por mi inseparable compañero de escaladas…el miedo.

Supongo que como la gente ya empieza a currar no habrá aglomeraciones pero al llegar  no nos encontramos con nadie, tenemos todo para nosotros solos. Elegimos El Jardinet, por aproximación, vías muy asequibles y por que pocas veces lo he visto sin gente.

Para el bautizo nos metemos en Cama de perdiu 4b. Subo, monto la reunión, bajo, le explico a Olga lo justo y se me escapa para arriba. La verdad es que no se si será que las vías no son difíciles pero siempre me quedo con las ganas de que les cueste un poco más. Mis vagos recuerdos de los inicios sobre la vertical me llevan a pensar en sudores, mucho esfuerzo, aquellas motos que hacían bailar todos los mosquetones y  este miedo que no me ha abandonado.

Siguiente vía, Orella d’ós 4a. En esta, Olga, no solo sube bien sino que además me comenta que disfruta bajando…cuando yo aun sigo cogiéndome a la cuerda siempre que puedo. Da un poco de rabia pero se acepta y nos metemos en la siguiente vía, Dent de lleó 4a.

Olga ya está algo cansada y los pies de gato le están matando el pie izquierdo. Duda un poco a media vía pero acaba solucionando el problema y llega hasta la reunión. Al bajar, se me escapa una sonrisa mal disimulada al ver como la pierna izquierda se mueve a ritmo de rock.

Charlamos un buen rato, recogemos todo y nos bajamos hasta Collbató. Nos quedamos en una terracita en la plaza de la iglesia y celebramos esta primera vez con algunas cervecitas.

2 comentaris:

Pekas ha dit...

M'laegro de volverte a leer de nuevo.. en breve yo volveré a estar pro tierras del pantumaká... y a ver si podemos coincidir algúna matinal por esas paredes.. ;-)))

Salut company...

salva ha dit...

Mingo, dimarts ja vaig passar per el plafó-sauna a donar de menjar als mosquits...ara ja toca possar-se les piles de nou.

Pekas, quan tornis per aquí espero que realment poguem coincidir...ja son uns quants anys, nomès llegint.

Fins ara